Normativa legal de la actividad de investigación privada.

La Investigación Privada en España es una actividad reservada a los Detectives Privados legalmente habilitados

En la actualidad la investigación privada está regulada por la Ley 5/2014 que sustituye a la Ley 23/1992 de seguridad privada.

La Ley detalla, como funciones exclusivas de los Detectives Privados: la aportación de información y pruebas sobre hechos y conductas, en los ámbitos personal y empresarial.

Los Detectives Privados a solicitud de personas físicas y jurídicas se encargarán de:

  1. De obtener y aportar información y pruebas sobre conductas y hechos privados.

  2. De la investigación de delitos perseguibles sólo a instancias de parte, por encargo de los legitimados en el proceso penal.

  3. De la vigilancia en ferias, hoteles, exposiciones o ámbitos análogos.

Para la realización de dichas actividades, la Ley exige: la disposición de una Licencia Oficial de Detective Privado, emitida por el Ministerio del Interior a aquellos que reúnan los requisitos exigidos por la Ley, entre los que se incluyen una diplomatura universitaria de tres años de duración.

La realización de las actividades propias de los Detectives Privados, carentes de la Licencia del Ministerio del Interior, constituye una infracción muy grave castigada con multa de hasta 30.000 euros independientemente de la posible persecución del sujeto responsable en vía penal.

Los requisitos para ser un detective privado son los siguientes:

Ser mayor de edad.

Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea.

Carecer de antecedentes penales.

Poseer las aptitudes físicas y psíquicas necesarias para el ejercicio de las funciones correspondientes a esta profesión, sin padecer ninguna enfermedad que impida ejercer la labor de investigación.

No tener condenas por intromisión ilegitima en el ámbito de protección de los derechos fundamentales como el derecho al honor, a la intimidad personal, familiar o de la propia imagen y el secreto a las comunicaciones.

No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, por infracciones graves o muy graves en materia de seguridad.

Todos los detectives privados, españoles, asociados y particulares deben poseer el T.I.P; que es la Tarjeta de Identificación Profesional que solo la otorga el Ministerio del Interior y lo hace a través de la Dirección General de la Policía.

Sin esta licencia, ningún investigador privado, puede realizar dichas funciones, es decir no puede indagar ni realizar investigaciones en España.

Carácter de la prueba del detective.

El artículo 265.1.5 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que da a los detectives privados el carácter de testigos cualificados al determinar que “a toda demanda o contestación habrá de acompañarse los informes, elaborados por profesionales de la investigación privada legalmente habilitados, sobre hechos relevantes en que aquéllas apoyen sus pretensiones. Sobre estos hechos, si no fueren reconocidos como ciertos, se practicará prueba testifical”.

El Tribunal Supremo define a los detectives privados como testigos privilegiados o con documentos y añade en diferentes sentencias que es “un instrumento dotado de exclusividad para el eficaz control por el empresario de los deberes exigibles al trabajador” (Sentencia Tribunal Supremo 6/11/90). Esta misma sentencia dice que “el testimonio emitido por los detectives privados tiene, a favor de su veracidad, no sólo la garantía de profesionalidad exigible y en principio también presumible, en una profesión reglamentada legalmente, sino también de la que, de modo innegable, se les presupone una mayor ciencia que al resto de los testigos por haberse dedicado profesionalmente al conocimiento de los hechos que se dirimen en el proceso en el que declaran.

La prueba de grabación.

El Tribunal Supremo en Sentencia 5 de julio de 1984 ya estableció que en la voz “instrumentos” utilizada por el CC en el artículo 1.215 puede ser comprendido como medio de prueba del detective el vídeo, ya que al ser una reproducción de imágenes de lo que se está viendo, permite, mediante la posterior observación de lo que se proyecta, conocer lo acaecido, siempre sometido a la apreciación de que de ello haga el Juzgador, valorándolo.

Otra sentencia del TS de 6 de mayo de 1993 establece que no están vedados los sistemas mecánicos de grabación de imágenes como prueba del detective y su utilización debe realizarse dentro de los márgenes marcados por el respeto a la intimidad (aunque este no puede considerase ilimitado) y a la inviolabilidad del domicilio.

 El articulo 5 de la Ley 5/2014, de Seguridad Privada establece: «Los detectives privados prestaran de forma exclusiva y excluyente servicios de investigación privada».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat